¿Cuántos megas de internet necesitas en casa?

¿Cuántos megas de internet necesitas en casa?

Cuando vamos a contratar una conexión de internet para casa, solemos fijarnos principalmente en el precio de la tarifa, pero lo cierto es que hay otros factores que debemos tener en cuenta para no pagar por una velocidad que no vamos a usar. En el momento de elegir entre las diferentes ofertas disponibles, debemos tener en cuenta dos cuestiones por encima del resto: para qué vamos a utilizar la conexión y cuántos dispositivos usarán la red al mismo tiempo.  

Son pocos los usuarios que en el momento de elegir su plan de internet se paran a pensar cuántos megabytes necesitan realmente. No es lo mismo utilizar la red para hacer búsquedas en Google o enviar mensajes con el móvil que para teletrabajar, jugar online o reproducir contenido de alta definición en las plataformas de streaming. La cosa también cambia si vivimos solos, compartimos piso o somos una familia con adolescentes enganchados todo el día a la red. En Silbö queremos ponértelo muy fácil para que no tengas dudas sobre cuál de nuestras tarifas elegir. Por eso, en esta guía encontrarás una serie de claves que te ayudarán a responder la eterna pregunta que todos nos hacemos alguna vez: ¿Cuántos megas necesito en casa? ¿Te suena? 

¿Cuántos megas de internet necesito para mi casa según el uso?

Videollamadas, teletrabajo, series en calidad 4K UHD, juegos online… Una conexión a internet rápida y estable se ha convertido en algo imprescindible en nuestros hogares. No obstante, la velocidad que contratemos dependerá en gran medida del uso que hagamos en casa de la red. No existe una fórmula establecida que determine cuántos megabytes se necesitan para uso doméstico, pero fijarnos en el tipo de actividades en línea que hacemos, los contenidos que consumimos y la cantidad de dispositivos conectados a la vez puede ayudarnos a elegir la velocidad de fibra Silbö que mejor se adapte a nuestro ritmo de vida.  

Los expertos recomiendan que lo ideal es contratar una fibra óptica de, al menos, 100 megas para no tener problemas con la conexión. A partir de ahí, en función del uso, se puede aumentar la velocidad. Debemos tener en cuenta los siguientes usos para contratar nuestra velocidad:

Velocidad mínima para navegar por internet

Si utilizas internet para cuestiones básicas, como consultar páginas web, enviar correos electrónicos, hacer llamadas (pero no videollamadas) o interactuar en las redes sociales, con una conexión de fibra de 100 MB es más que suficiente. Para mantener una velocidad estable, se recomienda que con este tipo de planes no se conecten más de tres dispositivos al mismo tiempo.  

Velocidad mínima para jugar online

¿Hay gammers en casa? La cosa cambia. Y es que la calidad de la conexión a internet marcará una gran diferencia en tu experiencia de juego. ¿No quieres que se te congele la imagen en medio de una partida? A la hora de elegir un contrato de fibra para jugar online, hay que tener en cuenta tres factores: la velocidad de bajada, la velocidad de subida y la latencia.  

  • Velocidad de bajada: Es la velocidad a la que se reciben y descargan los datos de un servidor o servicio. En otras palabras, la velocidad a la que un juego te muestra los cambios, como, por ejemplo, los ataques que te lanzan otros jugadores.  
  • Velocidad de subida: Es la velocidad a la que se mandan o envían tus acciones. Es decir, el espacio de tiempo entre que realizas el gesto con el mando y tu personaje reacciona.  
  • Latencia: Es el tiempo que tarda en transmitirse un paquete de datos en una conexión a internet. Una latencia baja es más beneficiosa para los jugadores, ya que tardará menos tiempo en transmitirse.  
Chico jugando online en casa

Teniendo en cuenta estos parámetros, lo ideal para navegar por internet, contestar correos electrónicos, interactuar en las redes sociales y, además, jugar partidas online sin límite es contratar un plan de fibra de 300 MB como el que hemos diseñado en Silbö. Entre sus beneficios: una velocidad que impresiona, sin caídas de señal y sin servicios adicionales que no necesitas para nada. Si suena fácil y sin complicaciones, Silbö.  

Velocidad mínima para ver películas o series en streaming

¿Eres un cinéfilo empedernido o un loco de las series? ¿Estás pendiente de los estrenos de las grandes plataformas? Entonces estamos seguros de que también querrás contratar el mejor plan para verlos en alta resolución. Si quieres disfrutar de tus protagonistas favoritos sin parones ni imágenes pixeladas, te recomendamos la fibra de 300 MB de Silbö.  ¿Qué indica cada plataforma sobre la velocidad mínima para disfrutar de contenidos en 4K? 

  • Netflix: 15 Mbps 
  • Disney+: 25 Mbps 
  • YouTube: 20 Mbps 
  • HBO: 25 Mbps 
  • Amazon Prime Video: 20 Mbps 

No obstante, debes tener en cuenta que esta velocidad comprende solo el visionado, pero si además hay otros miembros de la familia, o compañeros de piso, realizando tareas cotidianas (estudiando, enviando correos electrónicos, navegando por internet o jugando online) vas a necesitar al menos 300 MB para disfrutar de un servicio estable.  

Velocidad mínima para teletrabajar

Trabajar desde casa es hoy una realidad en la mayoría de los hogares. El teletrabajo ha supuesto un gran avance, ya que nos aporta mayor flexibilidad horaria, impulsa la conciliación y reduce los costes y el estrés que conlleva el desplazamiento a los centros de trabajo. Sin embargo, para asegurar un buen entorno laboral en casa es importante contar con equipos adecuados y una buena conexión a internet.  

Para hacernos una idea, Skype recomienda 2 Mbps para hacer una videollamada en alta definición y hasta 8 Mbps si la llamada es grupal. Por su parte, Microsoft Teams pide 4 Mbps para que todo vaya como la seda en las videollamadas de grupo o reuniones. Recuerda, además, que a las llamadas tendrás que sumar las descargas de archivos, los envíos de correos con documentos, el visionado de contenidos multimedia, la escucha de audios y la posibilidad de que en casa haya otras personas conectadas a la red. Así pues, teniendo en cuenta estas variables, lo más recomendable es contratar una conexión de 300 MB en adelante.  

¿Cuántos megas de fibra son suficientes para tu casa?

El primer aspecto que debemos valorar cuando vamos a contratar un plan de fibra para casa es cuántas personas somos y cuántos dispositivos usamos a la vez. La calidad de los aparatos va a determinar el ancho de banda y el número de personas conectadas también puede influir en que la red se sobrecargue y vaya más lenta.  

Otra cuestión que debes tener en cuenta es qué tipo de actividades en línea soléis hacer en casa. No es lo mismo un par de personas que navegan por internet que alguien teletrabajando, mientras otro estudia y un tercero ve películas en alta definición. En conclusión, la cantidad de megas que necesitas para casa dependerá del número de dispositivos conectados, la cantidad de personas que los usan y la actividad online.  

Niños viendo la tele en streaming

¿Cuándo contratar 100 Mb de velocidad?

Un contrato de 100 MB es perfecto para personas que viven solas o en pareja y que hacen un uso limitado de la red. Es decir, cuando uno o dos dispositivos se conectan a internet para hacer búsquedas, enviar mensaje o interactuar en las redes sociales.  

¿Cuándo contratar 300 Mb de velocidad?

Con 300 MB entramos en el ámbito de la velocidad. Esta cantidad de megas te permitirá conectar de uno a cuatro dispositivos a la red para descargar archivos grandes, ver películas o series en alta resolución, jugar a videojuegos online, etc.  

¿Cuándo contratar 600 Mb de velocidad?

Si aumentamos la velocidad a 600 MB, nos encontramos con planes de fibra más enfocados a entornos profesionales o empresariales. La calidad es muy similar a los contratos de 300 MB, pero con la garantía de que podrán conectarse a la vez hasta nueve dispositivos.  

¿Cuándo contratar un plan de 1 Gb de velocidad?

Por último, está la conexión de 1 GB, diseñada para ámbitos claramente profesionales o familias numerosas que además quieran compartir su conexión con todo el vecindario. Lo cierto, más allá del humor, es que este número de gigas está pensado para que puedan conectarse a la vez más de nueve dispositivos.  

¿Cuánto es una buena velocidad para internet en casa?

No hay una fórmula matemática que determine cuál es la velocidad de fibra óptima para el hogar. Como veíamos anteriormente, hay una multitud de factores que condicionan esta decisión. Lo que sí podemos recomendarte es hacer un test de velocidad de tu conexión para ver si el plan que tienes contratado responde a tus necesidades de uso de la red.  

Este tipo de prueba no solo te dará información respecto a la velocidad que alcanza tu servicio de internet, sino que además te proporcionará una visión de tus hábitos y de las aplicaciones y programas que más datos consumen. Hay cientos de webs especializadas en medir la velocidad de tu conexión, basta con escribir en el buscador el término «test de velocidad» y encontrarás un listado de páginas muy fáciles de utilizar.  

También podría interesarte

¿Qué es Google Lens?

¿Qué es Google Lens?

¡Hola, Silbö lovers! Hoy os traemos una nueva aplicación para aprovechar al máximo la inteligencia...